Blog de Marketing Digital

Aprende sobre SEO, Marketing Digital, y Social Media

Tasa de Rebote: ¿Qué es y cómo llevarla al mínimo?

Las visitas sólo son el principio de lo que es un embudo de conversión donde la tasa de rebote juega un papel fundamental. Te pueden decir lo que quieran, pero de nada sirve tener muchas visitas si estás teniendo una tasa de rebote excesivamente alta. Por esto, te explico cómo reducirla.

¿Qué es el porcentaje de rebote en Google Analytics y cómo impacta en mi web?

La tasa de rebote es el porcentaje de visitantes que se marchan de tu sitio sin antes visitar alguna otra página en tu sitio. Esta es una métrica encontrada en Google Analytics que nos permite obtener información sobre los resultados del sitio y la forma en que interactúan los usuarios.

Por supuesto, la tasa de rebote influye en las ganancias, ya que mientras mayor es la estadía en el sitio, mayores son las ganancias por exposición de anuncios si se trata de publicidad CPM. Además, contar con una tasa de rebote baja ayuda a obtener mayor visibilidad del contenido. 

¿Una tasa de rebote alta es mala?

Si. Bueno, al menos hasta cierto punto. Antes de que puedas entender por qué digo esto, tendrías que entender que no todas las tasas de rebote son iguales. Hay varias situaciones con las que te puedes encontrar cuando se trata de analizar las visitas de un sitio, aunque las más comunes son:

  • A) El visitante cubre su necesidad y se marcha sin clicar en otra página del sitio
  • B) El visitante no cubre su necesidad y decide marcharse rápidamente sin dar clic a ningún anuncio

Ahora analicemos las diferentes situaciones. Por supuesto, el caso A es bueno. Estamos dándole a los visitantes lo que quieren, aunque de alguna forma no se interesan por más contenido, lo que es optimizable.

El caso B es muy malo y es el que reduce más el tiempo de permanencia en el sitio, mientras que el caso C en la mayoría de casos es inevitable y reduce los tiempos de visualización.

¿Por qué es importante un porcentaje de rebote bajo?

Aunque ya tengas una visita, lo ideal es invitar al usuario a quedarse en el sitio para mejorar la permanencia y con ello las visitas y la conversión. Por ejemplo, si tienes una venta de instrumentos musicales, quizás un visitante entra al sitio y se lleva una guitarra, pero vamos, que ha visto un violín que le viene perfecto y a un precio de risa. Se va a la página de otro producto y se ha llevado dos instrumentos.

En resumen: el tiempo de permanencia es dinero. 

Y… ¿Cómo se cuál es el porcentaje indicado?

Realmente no hay una cifra inequívoca y exacta para el porcentaje de rebote ideal para todos los sitios. De hecho, puede que tu tasa de rebote se encuentre bien y que no tengas que hacer ningún cambio. Sin embargo, el SEO es algo que trata de experimentar y podrías obtener mayores ganancias si reduces esa cifra a lo menor posible.

Existen diferentes tipos de webs que pueden tener diferentes respuestas ante el porcentaje de rebote:

  • Webs de servicios: Lo ideal es que tengan una tasa de rebote mínima. Debido a que están ideadas para atraer clientes, mínimo los visitantes deberían visitar alguna pestaña donde se especifiquen los detalles del servicio, como los precios, productos, etc. Su tasa ideal va de 10-30%.
  • E-Commerce: Las tiendas pequeñas cada vez adquieren más popularidad, pero la desconfianza aún existe. Si se trata de una tienda nueva o poco conocida (sin tienda física, además) es muy probable que cuentes con altas tasas de rebote. Sin embargo, lo ideal es que tengas un máximo de 40% en la tasa de rebote.
  • Blogs: Los blogs se categorizan diferente a como lo hacen los otros sitios, ya que con regularidad están hechos para cubrir las necesidades del visitante con una página. Si tu visitante busca «cómo hacer SEO» al ingresar a tu post debería saberlo, por lo que a menos que le llame la atención algún tema relacionado, no realizará otro clic en alguna otra página. Por esta razón pueden variar mucho desde el 50-80% de porcentaje de rebote en Google Analytics.

Vale, pero ¿Cómo reduzco el porcentaje de rebote en Google Analytics?

En realidad, no se trata de nada especial, de hecho, es más sencillo de lo que parece. Tan solo necesitas poner en práctica algunos consejos sencillos:

Gánate la confianza del cliente

Internet está lleno de gente que quiere tu dinero. Hazle entender al cliente que no eres ese tipo de personas y que lo que quieres realmente es ayudarles a encontrar lo que buscan. Asegúrate de tener una sección de contacto y números telefónicos visibles. Esto generará confianza y aumentará los porcentajes de conversión.

SEO + Enamorar al lector

¿Sabes qué error cometen muchos apasionados del SEO? Abarrotar un post con ochopotocientas palabras clave para posicionar. El problema de esto es que terminan muchas veces metiendo información que ni viene al tema y que al lector no le agrada.

Olvídate de eso, porque no sirve. Escribe para tus lectores y cubre sus necesidades. Vamos, que si el post va de cómo reducir el porcentaje de rebote lo mínimo que esperas son consejos que valgan la pena. 😉

Llamadas a la acción

Actualmente la mayoría de temas tienen la sección de «posts relacionados». Sin embargo, esto se queda corto. Intenta entrelazar tus contenidos y de realizar llamadas a la acción muy llamativas. Por ejemplo, yo podría en este momento comentarte que en un anterior post estuve hablando de unos consejos buenísimos para mejorar tu posicionamiento en buscadores y generar más ingresos. 😉

Enlaces

Asegúrate de que todos tus enlaces salientes se abran en pestañas nuevas. De esta forma puedes reducir la tasa de rebote y aumentar el tiempo de permanencia en tu sitio.

Estructura de contenido

A veces sí tienes lo que buscan tus usuarios, pero no al principio. Si tienes un blog, déjate de rodeos y ofrece un resumen general sobre el contenido de tu página. Asegúrate de usar las palabras clave indicadas para cubrir el término de búsqueda.

Armonía del sitio

¿Sabes cuántos sitios he visitado con información genial, pero con una armonía de colores terrible? Vamos, no te digo que contrates a un diseñador, pero tampoco que pongas fondos destellantes o demasiado oscuros para el lector. Las letras en negro o tonalidades oscuras y un fondo en blanco o escala de grises siempre van de 10.

Velocidad del sitio

El tiempo de carga de tu sitio también influye muchísimo en la tasa de rebote. Si tu sitio se toma mucho en cargar, los visitantes irán a otra página. Si quieres saber cómo mejorar el tiempo de carga, puedes visitar este post.

Cuida tu contenido

Asegúrate de utilizar lenguaje amigable para el lector. Además, de facilitar la lectura mediante párrafos cortos y textos QUE NO SEAN SOLO EN MAYÚSCULAS, PORQUE ESTO ES DIFÍCIL DE LEER. Vamos, que parece que le gritaras al lector.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Eduard Davalos

Eduard Davalos

Consultor SEO. Soy un apasionado del mundo del Marketing Online. Me encanta publicar artículos de SEO, SEM, Marketing Online, Social Media. Me gusta mucho enseñar todo lo que he ido aprendiendo día a día con mi experiencia. Emprendedor. Amante de los nuevos retos

Deja un comentario

Call Now Button
WhatsApp chat